Nuoro, tierra de contrastes | Gavina Ciusa
Nuoro, tierra de contrastes Stampa
Gavina Ciusa   
Problema ligado a la pobreza y a la ignorancia el de los crueles maltratos sufridos de niño por Gavino Ledda, y que él mismo cuenta en su libro Padre padrone (1975). Problema que golpea a todas las clases sociales, antiguo como el mundo mismo, al que la provincia de Nuoro presta particular atención promoviendo en la ciudad el O8, Ombudsman for Children 8 ; el O8 de las Garantías de los Niños que comparte las directivas del ENOC (European Network of Ombudsman for Children, Red Europea de las Garantías de la Infancia) y del Unicef Innocenti Research Centre (IRC), que lo sustentan con recursos humanos y organizativos. El primer encuentro internacional del O8, financiado con el patrocinio del Ministro de Igualdad, tuvo lugar el 25 y el 26 de junio de 2009, con la adhesión del Arco Latino, nacido en el 2002 como espacio de cooperación política en el Mediterráneo.
Nuoro, tierra de contrastes | Gavina Ciusa
1

Los delegados de las instituciones y de las Garantías de la Protección de los Derechos de la Infancia y de la Adolescencia provenientes de los mismos países que forman parte del G8 se reunieron en la sala de consejos de la provincia de Nuoro. El presidente Roberto Deriu les acogió y subrayó, por una parte, la importancia de examinar cómo los términos relativos a la crisis económica condicionan a los sujetos más débiles y, por otra parte, el hecho de formular propuestas encaminadas a resolver estos problemas, con un toque de atención a los gobiernos reunidos en el G8 para “estar preparados para dejar crecer y abrir camino a una nueva realidad más joven, en la que los derechos de los menores sean respetados de manera oportuna”. El alcalde de Nuoro, Mario Demuru Zidda, añadió que “éste es un desafío que ninguna de las instituciones puede dejar de lado”. “En particular – ha afirmado el garante de los Estados Unidos Jeanne Milstesin –, se debe llevar nuestra discusión sobre los derechos de la infancia a los más altos niveles. Hacer nuestras las palabras de Obama y decir que también en este campo se puede cambiar haciéndonos escuchar todos juntos”.
Los participantes en el encuentro han intercambiado información, han discutido y estudiado posibles medidas para adoptar en la protección de los menores, siempre más estrechamente ligadas a los grandes temas internacionales como pobreza, malnutrición, inmigración, lucha contra el terrorismo, mantenimiento de la paz, cambio climático, salud. Un paso que implica la presencia de Nuoro en una dimensión atenta a los problemas internacionales, a la que, localmente, se le añaden otros tantos.
Apremia la pobre sociedad de la nada, descrita de esta manera admirable en la periferia de Cagliari por Sergio Atzeni en Bellas mariposas (1995). La memoria, base para la innovación, se pierde en un tejido social siempre más condicionado por los medios que violan las reglas, los valores, la cultura. La identidad queda comprimida a un magma de ignorancia, indiferencia, burocracia. Asfixia, agravada por la crisis, entre las restricciones de financiamiento y la necesidad de estudios y actualizaciones esenciales, también en el plano económico, para mejorar las condiciones laborales y crear nuevas realidades de desarrollo. No parece difícil relacionar dos ciudades tan diferentes hace tiempo como Cagliari y Nuoro. Maria Giacobbe, autora de novelas y ensayos traducidos a muchas lenguas, nacida y crecida en Nuoro, intelectual activa en la esfera internacional y que vive y trabaja desde 1959 en Copenhague, observa: “Cuando vengo invitada a asistir a conferencias y debates, las realidades que encuentro en Nuoro son similares a las de otras ciudades de Cerdeña y de Italia. La misma composición social, lectura de los mismos libros, escucha de las mismas transmisiones de radio y televisión. No encuentro más diferencias. Me queda el Nuoro de la memoria, el barrio de San Pietro donde estaba mi casa. La casa de Grazia Deledda, adquirida por la hermana de mi madre mucho antes de que se convirtiese en un museo. En aquella casa he vivido momentos muy bonitos, leyendo tranquila y sin ser molestada entre tíos y primos mucho más mayores que yo”.

Los inmigrantes
En el municipio de Nuoro la población extranjera asciende a 749 personas de un total de 36.443 habitantes (ISTAT 31.12.2009). Muchos inmigrantes trabajan en el sector de la agricultura y la ganadería. La integración existe, pero es también un fenómeno de explotación mediante el cual se desempeñan los trabajos que otros no quieren hacer: cuidadores, albañiles, ganadería. Todo el día en el campo, con horarios de trabajo inadmisibles y con retribuciones muy bajas, porque desconocen sus propios derechos. Una realidad que, de rebote, perjudica también a los trabajadores locales, que no pueden reivindicar sus derechos adquiridos. Es cierto que no todas las condiciones son iguales, pero dice mucho el hecho de que se pueda ahorrar al contratar un extracomunitario. Y no sólo esto. La explotación de la “concurrencia” extranjera va unida a la relación entre mano de obra y empresas. Y la libre circulación de la primera ha provocado una emigración de empresarios que se desplazan a aquellos países donde la mano de obra cuesta menos, siempre en detrimento de los derechos de los trabajadores locales que, sin embargo, tienen los mismos derechos y deberes que los inmigrantes. El permiso de trabajo va ligado a la verificación de que el requirente esté en regla con las asunciones, pero no se hacen verificaciones sobre la correcta aplicación del contrato colectivo nacional de trabajo. Está claro que si un empresario contrata a un joven marroquí, no está buscando a una asistenta sino a alguien que trabaje en el campo. Son muchos los temporeros contratados para un trabajo que se concentra sólo en un determinado sector como la agricultura, la ganadería y el turismo. Ahora desde hace dos años ya no hay ofertas de trabajo estables. Los índices de las tasas de desocupación son bastante altos, pero no se contrata a desocupados sardos o a inmigrantes que ya se encuentran en el territorio con permisos de residencia de larga duración. Se prefiere llamar siempre a nuevos.
Lo positivo es que los sardos son tolerantes y abiertos, también porque en la memoria colectiva está el período en el que emigraban a Alemania y América. Según dicen los mismos inmigrantes, aquí existe más humanidad, más disponibilidad que en otras regiones. Consiguen integrarse. Se organizan cenas típicas. Se crean amistades. En general no se han constatado casos de racismo y, a menudo, se escucha hablar a negros en dialecto. Los niños son muy escasos. Hay jóvenes que han nacido aquí, que trabajan con los padres, en su mayoría ambulantes senegaleses que, con los marroquíes, constituyen la comunidad más numerosa. Hay también rumanos, algún indio, egipcio, paquistaní. Los chinos abren restaurantes y actividades comerciales, piden el permiso de trabajo subordinado, pocas veces son contratados por italianos y trabajan para otros chinos; están integrados pero siempre un poco apartados. También las instituciones muestran una sensibilidad creciente por el fenómeno. La región, bajo el mandato de Soru, había programado un plan trienal con programaciones de las intervenciones y el financiamiento había pasado de 250.000 euros a casi 1.300.000. En Nuoro se ha dispuesto financiamiento para activar y mantener operativas las ventanillas únicas, que proveen consultas, ayudan a conocer los derechos propios y a desarrollar las prácticas necesarias para la integración. Se imparten cursos de italiano. El ayuntamiento contrata intérpretes o asistentes sociales para los inmigrantes. En la Feria de Cagliari – y en otros eventos – se montan puestos con producciones de toda la comunidad, incluidas las artísticas.
Nuoro, tierra de contrastes | Gavina Ciusa
2

Pero el sueño de encontrar un compromiso atrayente y maduro, que vuele siempre alto, sin la banalidad que el verdadero sardo desdeña porque, como escribía Antonio Pigliaru: “El daño patrimonial en cuanto tal no constituye ofensa ni motivo suficiente de venganza” (La vendetta Barbaricina come ordinamento giuridico ), se desvanece ante la escasa atención por el ambiente urbano. De palacios, calles, plazas que habían dado personalidad a la ciudad y habían seguido la historia, se altera el espíritu con graves violaciones ignorantes de arquitectura. Parece que sean merecedores de protección sólo los barrios en degradación (¿abusivos y/o remunerativos?). Estériles manifestaciones de incompetencia que quien debería obstaculizar con el peso de la propia preparación instrumentaliza exaltando la nada de éstas y otras manifestaciones creativas. En cualquier modo obstaculizando, desde los años 60, el curso del crecimiento armónico de Nuoro y de su tejido social.

Los lugares de la cultura y de la solidaridad
Sin embargo, en la ciudad existen bibliotecas y museos ingeniosos y agradables. Entre las primeras, la histórica Biblioteca Sebastiano Satta, activa desde diciembre de 1945. Adalid del consorcio por la lectura pública, tiene una dotación de más de 150.000 volúmenes, 200 subscripciones a periódicos, 500 bancos de datos en CD-ROM, 1.000 radiocasetes, 800 CD de audio, 2.000 discos de vinilo. Y ofrece un gran número de servicios a particulares, bibliotecas, entidades, escuelas, asociaciones. También está la Biblioteca del ISRE, Instituto Superior Regional Etnográfico, inaugurada en 2006, especializada en ciencias humanísticas, en particular demoetnoantropología, con ahondamiento en antropología visual, en museografía y museología. También presta atención a Cerdeña con una gran sección de obras raras y de valor, y promueve el estudio de la vida a través de las transformaciones y las relaciones con los otros pueblos del área del Mediterráneo. Quizá la más amplia del sector, forma parte del circuito del Sistema Regional de Cerdeña SBN (Servicio Bibliotecario Nacional), con el catálogo (OPAC) de gran parte del patrimonio de libros disponible en Internet.
Además de los museos. El Museo Arqueológico Nacional, con hallazgos fósiles; huesos y cráneos de mamíferos de la edad plio-pleistocénica; y joyas, conchas, ámbares, bronces del neolítico y de la época nurágica. El espléndido Museo Deleddiano reconstruye los ambientes y decoraciones originales en la casa natal de Grazia Deledda. Se pueden ver documentos de su actividad literaria, teatral y cinematográfica, objetos personales, la reproducción del diploma de otorgamiento del Premio Nobel. El Museo de la Vida y Tradiciones Populares Sardas, emplazado en una estructura que reproduce la típica arquitectura rural sarda, documenta la tradición, desde los diferentes tipos de pan confeccionados en el territorio, a objetos, utensilios y decoraciones; desde los instrumentos para hilar, tejer y ejercer de sastre, al gran número de vestidos antiguos, accesorios y joyas maravillosas; desde las máscaras típicas del carnaval de Barbagia a los instrumentos musicales. El MAN, Museo de Arte Provincia de Nuoro, nacido en 1999, situado en un palacio del siglo XIX del centro histórico, se distribuye en cuatro plantas. La segunda y tercera plantas están dedicadas a las exposiciones permanentes, desde las colecciones de obras de los inicios del joven arte sardo (1900-1940) a nuestros días. La primera y última plantas albergan muestras temporales dedicadas al arte contemporáneo y a las innovaciones. Por último, el 20 de mayo de 2010, en el espacio restaurado del Ex-Tribunale, se ha inaugurado el Museo Francesco Ciusa (Nuoro 1883 – Cagliari 1949), dedicado al precursor de la escultura moderna en la isla; la exposición es permanente y abarca nuevos yesos de la importante obra escultórica del artista, numerosos trabajos en terracota y pasta marmórea, diseños y documentos de archivo.
Para indagar el tejido social se confía en el vox populi que permite descubrir una red de voluntariado, de las instituciones y/o de manera autónoma, nunca antes tan activo localmente ni en el exterior tampoco. No sólo la Iglesia, sino también los laicos que emplean gratuitamente su tiempo libre. Profesionales y gente común que no se pelean por estar en un primer plano. Utilizan el plural y son tantos que no se les puede nombrar a todos. ARCI Solidaridad y Desarrollo de Nuoro, en la que la presidencia se alterna entre la profesora de ensayo Annaluisa Corsi y el abogado Stefano Mannironi, se mueve activamente apoyando a los extranjeros. Bastión de una actividad documentada y conducida con empeño inmutable desde 1997 hasta hoy, abrió en 1998 la primera ventanilla informativa para extranjeros, cursos de lengua, congresos. Trabaja por la protección de los derechos humanos, la asistencia a los extranjeros, los detenidos y los más débiles. Ha llevado a cabo la campaña “Un puente por Bagdad”. También ha trabajado para Palestina, entre otros mediante un proyecto subvencionado por la región, de cooperación con el campo de refugiados de Aida. En un hermanamiento entre la asociación de Nuoro y la de Brasil (la presidenta es Laura Orunescu, médico de Bitti que vive y trabaja allí), se ha dispuesto la implantación de colmenas para poner en marcha la apicultura y crear “La casa de la miel” para su producción y comercialización. Annaluisa Corsi afirma: “El plano cultural y social avanzan en paralelo, sin ofrecer privilegios a uno en detrimento del otro. Para nosotros hacer cultura significa descubrir el rostro del otro”.
En colaboración con la provincia de Nuoro y la Biblioteca Sebastiano Satta, ARCI organiza congresos. Entre otros, en 2009, “La protección de los derechos humanos en Italia y en los países del Mediterráneo”, con la participación de Cristopher Hein, director del CIR, Centro Italiano para los Refugiados de Roma, y Daria Alfieri, responsable de la Oficina de Extranjeros de la Comisaría de Nuoro. En abril de 2010, “La mujer africana en la sociedad y en la iglesia” que, en línea con otras asociaciones del mundo entero, promueve la campaña internacional para la asignación del Nobel de la Paz a las mujeres africanas. “Sabemos con certeza – precisa Corsi – que se están convirtiendo en mujeres libres. Son activas, determinantes, creativas, cuidan de la familia, establecen cooperativas, empiezan a tener acceso al microcrédito, a entrar en política y a formar parte de los gobiernos. ¡El desarrollo de África camina con sus piernas!”
En ARCI, Stefano Mannironi se encarga de la protección legal en el interior y en el exterior de las cinco cárceles de Nuoro y provincia. Lleva a cabo sueños, como aquel de acompañar a 25 detenidos en autobús desde la cárcel de Mamone al estadio de Cagliari para ver un partido de fútbol. “Funcionó todo a la perfección, el Cagliari marcó cuatro goles”, comenta. De las visitas a los museos, como aquella de los detenidos de la cárcel de Badu'e Carros al MAN, dice: “Ahora hace dos años que trabajamos en este sentido. Desgraciadamente no siempre consigo hacer lo que me gustaría. Los compromisos del trabajo me condicionan. Sin embargo, “lo más bonito es recibir todos los años las felicitaciones de Navidad de los detenidos musulmanes. Demuestran que aprecian mi religiosidad. La respetan como yo respeto la suya”.
Asimismo, desde hace 13 años, Mannironi viaja a Uganda. La primera vez, en 1997, estuvo en la misión de Kangole. Había una hermana sarda, una escuela y, a 20 km de distancia, un hospital. Se quedó durante un mes y la exigencia de regresar ya no le ha abandonado nunca. Él y otros voluntarios se han ocupado de los niños durante los dos primeros años. Desde el cuarto año han formado un grupo de electricistas y albañiles entre los cuales Mannironi hace de peón. Intervienen en misiones que se caen a trozos, escuelas, dispensarios, y en todo lo que precisa de más urgencia. Una exigencia inderogable, compaginada con la profesión, y que transcurre durante el mes de vacaciones en la tierra que él define como “su ancla de salvación”.

Nuoro, tierra de contrastes | Gavina Ciusa
3

En Nuoro el viento de África sopla por todas partes. En el barrio de San Pietro, en la Piazza del Rosario, una pequeña bodega, Sahel donne, promueve en una exposición permanente los productos manufacturados realizados en los países de origen por las mujeres africanas y los venden ellas mismas. Lo gestiona junto con un grupo de amigas Gonaria Selloni, enfermera que desde hace 30 años viaja a África, pero que vive en Nuoro “porque – según cuenta – desarrollamos actividades, como las adopciones a distancia de niños africanos de Koupela, que requieren nuestra presencia aquí”. Hacen referencia a Caritas de la Parroquia del Rosario, que desde hace 10 años mantiene un centro médico de asistencia gratuita a los necesitados y a los ancianos, donde se alternan cuatro médicos y 18 enfermeras. El número de pacientes crece a la vez que el número de quienes ofrecen iniciativas solidarias: los asistentes sociales a los ancianos, las vicentinas a los pobres, los voluntarios a los jóvenes con problemas escolares, la enfermera Vannina Fois asistiendo a domicilio a los enfermos más graves de Nuoro y provincia. Y, entre las asociaciones, Saharawi: Pitzinnos de su Mundu” Onlus (Niños del Mundo) lleva a cabo proyectos de hospitalidad y asistencia sanitaria para niños saharauis con discapacidades físicas y psíquicas durante el mes de agosto en Nuoro, en el Centro Recreativo del monte Orthobene. En Posada (Nuoro), la Asociación de Voluntariado Sardo, fundada por Grazia Manca, se mantiene activa tanto en la isla como en el pueblo de Nkuè, en Guinea Ecuatorial. A 30 km de Nkuè, voluntarios de don Giovanni Melis llevan el leprosario del pueblo de Micomeseng; misionarios y misionarias de Fonni, Dorgali, Bitti, Orotelli se dividen entre Madagascar, la República Centroafricana, Mauritania, Kenya, Congo, Zambia.
Es también un médico, Alessandro Murgia, quien sigue de cerca las repercusiones en la vida de todos de los problemas internacionales, de la globalización de los intercambios internacionales y económicos, los mecanismos de empobrecimiento, las posibles soluciones, y quien participa en conferencias, colaboraciones con escuelas, cursos de formación, parroquias, asociaciones, grupos juveniles, partidos políticos e instituciones, con iniciativas apoyadas por amigos como Padre Mason, fundador de la Cooperativa MCCH en Chile, Gino Strada, cardiocirujano en países en guerra y fundador de Emergency, Don Luigi Ciotti, fundador del grupo Abele, Padre d’Ambra, fundador de la Asociación de Diálogo Interreligioso Sinsilah, en Filipinas, y muchos otros. ¿Pero a título de qué si es un oncólogo? “Soy presidente de Mondo Amico – dice –, una asociación con una historia de voluntariado con más de 30 años que trata estos y otros problemas. Defendemos el comercio justo y solidario. Y no olvidamos nunca la acogida de los pobres e inmigrantes”. Se descubre la otra cara de aquel Nuoro que el jurista Salvatore Satta llamaba “pueblo de cuervos” en Il giorno del giudizio (1977).
Una mayoría silenciosa que habla con hechos. Una red extensa con varias interconexiones, tanto es así que ha presentado una lista cívica para las próximas elecciones administrativas del 30-31 de mayo. El candidato a alcalde es el propio Alessandro Murgia. Él mismo señala: “La lista cívica se llama Idea Común y está formada por personas enamoradas de la política en el sentido más estricto de la palabra. Su historia ha sido prácticamente una ocurrencia, en el sentido que con Stefano Mannironi y otros amigos activos en el voluntariado, hemos empezado a pensar en qué nos hubiese gustado que el ayuntamiento hiciese por la ciudad. Entonces nos hemos preguntado: ‘¿Por qué no lo hacemos nosotros?’ Es un proyecto en el que creemos. Muchos vienen a encontrarnos, vuelven a hacer política. Nosotros funcionamos de manera transversal, ofreciendo voz y respeto a todo el mundo. Rechazando métodos e instrumentos que han llevado a nuestra ciudad a ser vacua y diligente con los cargos, queremos estar al servicio de la gente. Promover la cultura y el trabajo con el único objetivo de construir una ciudad mejor”.
¡Verdaderamente un hecho imprevisible! Una toma de posición importante. Llegue donde llegue, no acabará aquí.


Gavina Ciusa
Traducion de Felix Beltran San Segundo
Junio 2010

Pies de fotografías

1 - Las Garantías de la Infancia y la Adolescencia en Nuoro, en ocasión del O8, 25-26 de junio de 2009. De derecha a izquierda: Marvin Bernstein (Canadá); Jeanne Milstein (EE.UU.); Lucio Strumendo (Italia), Chieko Sakurai (Japón); Tron Waage (UNICEF); Marlene Rupprecht (Alemania); Alexei Golovan (Rusia); Salvatore Solinas (Nuoro); Patricia Lewsley (Reino Unido). Falta la representante francesa, que debió ausentarse de imprevisto.
2 -  Nuoro. La casa de Grazia Deledda y actualmente museo.
3 -  Francesco Ciusa, La madre dell’ucciso , yeso, 1906-‘07 y L’anfora sarda , yeso, 1927-’28. Museo Francesco Ciusa, Nuoro.



Direcciones
1.Las informaciones sobre el G8 de las garantías de los niños celebrado en Nuoro del 25 al 26 de junio de 2009, se encuentran en la página web www.ombudsmanforchildren8
2.Organismos institucionales y de voluntariado de ayuda a los extranjeros, Administración Provincial de Nuoro:
•Asesoramiento de las Políticas Sociales, Piazza Italia, 22 – 08100 Nuoro Tel. 0784 238600
•Asesoramiento de los Servicios Sociales de los ayuntamientos de la provincia de Nuoro
•Oficina de Trabajo de la Provincia de Nuoro – Via Catte 106 – 08100 Nuoro
3.Comisaría de Nuoro, Oficina de Inmigración – Viale Europa, Tel. 0784 214111
4.Hacienda Sanitaria de Nuoro: Oficina para la Comunicación con el Público, Nuoro, en el Vecchio Ospedale, Via Brigata Sassari – Tel. 0784 240738
5.ARCI Piazza Vittorio Emanuele – Nuoro, Tel. 0784 36 902 (tardes) –
e-mail: arcinuoro@tiscali.it
6.Asociación de voluntariado Dox Dadiè, Nuoro – en la Parroquia San Paolo, en el barrio Biscollai, Tel. 333.9396116
7.ASOCIACIÓN SAHARAWI: PITZINNOS DE SU MUNDU" ONLUS NUORO, Via San Domenico Savio 31 – 08100 Nuoro e-mail: pitzinnosdesumundu@libero.it
8.Asociación Voluntariado Sardo, Via E.Lussu 18, 08020 Posada (Nuoro),
Tel. 348/0817443 – 0784/854089; http://www.avsposada.com avsposada@tiscali.it
9.Parroquia de Nostra Signora del Rosario, Via Chironi, Nuoro
10.Sahel donne, bodega con exposición permanente de productos manufacturados por mujeres africanas, Piazza del Rosario – 08100 Nuoro


Bibliotecas - Museos

•BIBLIOTECA Sebastiano Satta, Piazza Asproni – Nuoro
Tel. 0784 244500 - Fax 0784 244511
•BIBLIOTECA del ISRE, Instituto Superior Regional Etnográfico Via Papandrea, 6 – Nuoro. Tel. 0784/242900
•MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL, Piazza Asproni – Via Mannu 1 – Nuoro Tel. 39 0784.31688 –38053
•MUSEO DELEDDIANO CASA NATAL DE GRAZIA DELEDDA Via Deledda, 42 – Nuoro Tel. 0784.258088-242900
•MUSEO FRANCESCO CIUSA, Piazza Santa Maria della Neve, Nuoro
•MUSEO DE LA VIDA Y DE LAS TRADICIONES POPULARES SARDAS, Via Mereu, 56 – Nuoro Tel. 0784.257035
•MAN Museo de Arte de Nuoro – Via Sebastiano Satta, 15 – Nuoro




parole-chiave: